INICIO   ·       
DIÓCESIS   ·       
SR. OBISPO   ·       
CATEDRAL   ·       
DELEGACIONES   ·       
GUÍA DIOCESANA   ·       
HOJA DIOCESANA   ·       
GALERÍA   ·       
ENLACES   ·       
CONTACTAR   ·       

 
   
   

ACTUALIDAD

Santo Padre
Plan Diocesano de Pastoral
Iglesia en Aragon
Caritas Diocesana de Tarazona
Año de la Misericordia


 

- Síguenos en las redes sociales -

Facebook Twitter Flickr Ivoox Youtube Issuu

 
04-06-2017
Las Comunidades Cristianas se nutren de la Palabra de Dios.
Pentecostés. Ciclo A

ACTUALIDAD

 
Evangelio Juan 20, 19-23: Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros». Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo».
Y, dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos».




Pentecostés fue originariamente una fiesta agraria. Posteriormente se convirtió en fiesta histórica donde se recordaba la promulgación de la ley en el Sinaí y anualmente se celebraba con gran concurrencia del pueblo. La efusión del E. Santo se realiza de un modo extraordinario. El ruido, el viento impetuoso, las lenguas de fuego, el hablar en distintos idiomas, son los signos externos de la realidad maravillosa que realiza por dentro. Y habrá que interpretarlos a la luz del A.T. Pentecostés indica la plenitud de los tiempos y el cumplimiento de las promesas. Por eso, el soplo de Jesús sobre los apóstoles es un “soplo creador”. Con la venida de Espíritu se crea un mundo nuevo, una nueva humanidad, “una nueva edición de hombre”.

El viento impetuoso que en el A.T. acompañaba a la tormenta y era causa de miedo, ahora es el huracán del Espíritu que pasa derribando la vieja casa de pecado heredada de nuestros primeros padres para construir la nueva casa del amor. Ese viento impetuoso ahora se convierte en “suave brisa” que refresca y acaricia. Un Dios amor, un Dios ternura, un Dios que es comunión, beso, abrazo, caricia.

Las llamas de fuego sobre los apóstoles significan que aquella teofanía de Dios a Moisés en una zarza que “ardía y no se consumía” eran signo de un Dios que arde en llamaradas de amor. En Pentecostés se posan sobre los apóstoles que deben incendiar el mundo con ese fuego divino. Pero, como decía San Agustín, “El que no arde, no puede incendiar”.

El entender todos aunque hablaban en distintos idiomas . Esto significa que ocurre lo contrario de Babel. Allí existía el espíritu de soberbia, al querer levantar una torre tan alta que llegara hasta el cielo. Dios los confunde. El hombre que se deja guiar por su espíritu egoísta llega a esta conclusión: Aquí no hay quien se entienda. Ahora que todos tienen el Espíritu Santo todos se entienden, todos hablan el mismo lenguaje: el lenguaje del amor y, todos buscan la unidad.

La Iglesia de Cristo es ante todo Iglesia en el Espíritu. “La letra mata, el Espíritu da vida”. (2 Cor. 3,6) Lo que es un cuerpo sin alma eso sería la Iglesia sin el Espíritu.




PREGUNTAS

1.- ¿Caigo en la cuenta de la importancia del Espíritu en la Iglesia? ¿En qué se nota?

2.- Con la venida del Espíritu se crea un hombre nuevo, al estilo de Jesús. ¿Tengo yo el talante de Jesús?

3.- Y yo, como cristiano, ¿qué idioma estoy usando? ¿El de Babel o el de Pentecostés?




Cálida Llama

que penetra mi alma,

amoroso Huésped,

ven, Espíritu, y desciende.

Viento perdido

que mi ser escrutas,

dulce Consolador,

ven, Espíritu, y desciende.

Agua cristalina

que mi sed apaga,

eterno Manantial,

ven, Espíritu, y desciende.

Ven, Espíritu Santo,

ven y colma mi alma

con el don de tu presencia.

Enciende mi corazón

con la fuerza de tu llama.

(María Rosa Bonilla)


(J. Molejón)

 
ACTUALIDAD descargar archivo en PDF
 
 
AGENDA
 
BUSCADOR


 

Lectio Divina para cada día
Comentario Dominical
Los Salmos, por Raúl Romero
Encuentros con Jesús y al vivo
Misión de Cochabamba, Bolivia
Seminario Diocesano

 

   
         
   
| AVISO LEGAL |           Plaza de Palacio, 1- 50500 Tarazona (Zaragoza) España - Teléfono: 976640800 - obispado@diocesistarazona.org          diseño y alojamiento GIGA DIGITAL