INICIO   ·       
DIÓCESIS   ·       
SR. OBISPO   ·       
CATEDRAL   ·       
DELEGACIONES   ·       
GUÍA DIOCESANA   ·       
HOJA DIOCESANA   ·       
GALERÍA   ·       
ENLACES   ·       
CONTACTAR   ·       

 
   
   

ACTUALIDAD

Santo Padre
Plan Diocesano de Pastoral
Iglesia en Aragon
Caritas Diocesana de Tarazona
Año de la Misericordia


 

- Síguenos en las redes sociales -

Facebook Twitter Flickr Ivoox Youtube Issuu

 
Cartas al Pueblo de Dios: 3 de septiembre de 2017
AL COMIENZO DE UN NUEVO CURSO PASTORAL

ACTUALIDAD

 
Queridos hermanos y amigos:

Volvemos en este domingo a nuestro encuentro semanal a través del semanario Iglesia en Aragón. Dejamos atrás el mes de agosto que espero haya sido para todos un tiempo de descanso y encuentros. Poco a poco comenzarán, a lo largo de este mes, las distintas actividades de nuestras parroquias y comunidades, aunque todavía quedan muchas fechas festivas en distintos pueblos de nuestra diócesis.

Estoy escribiendo esta carta al día siguiente de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils. ¡Cuánto horror!. Seguimos rezando por las víctimas del execrable evento luctuoso, por sus familiares e imploramos al Dios de la vida y de la paz que no vuelvan a repetirse momentos de tanto dolor y sufrimiento.

Las lecturas que escuchamos hoy en la Misa del domingo pueden ser un punto de arranque para ir poniéndonos a punto en la misión que a todos nos espera en este próximo curso. En el Evangelio ( Mateo 16,21-27) Jesús instruye a sus discípulos sobre la culminación de su misión en esta tierra que va a concluir en la Cruz: “ Empezó Jesús a explicar a sus discípulos que tenía que ir a Jerusalén y padecer allí mucho por parte de los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, y que tenía que ser ejecutado y resucitar al tercer día”.

Jesús es siempre sincero con sus discípulos, no les oculta las dificultades que conlleva seguirle: “El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará”; ni tampoco su propio fin que tiene que pasar por el doloroso momento de la Pasión y de la Cruz.

Por ello, nosotros también somos realistas al comenzar cualquier actividad pastoral, nos esperan dificultades e incomprensiones pero, a su vez, es algo apasionante que nace del encuentro con el Señor que como nos decía la primera lectura ( Jeremías 20,7-9) es una seducción: “Me sedujiste, Señor, y me dejé seducir; me forzaste y me pudiste”. Jeremías, el profeta que pasa por tantas dificultades ante la misión que el Señor le encomienda, nos dice que, a pesar de todo, hay un fuego ardiente en su interior que le impulsa y le fortalece: “Pero ella (la Palabra) era en mis entrañas fuego ardiente, encerrado en los huesos; intentaba contenerlo, y no podía”.

Para cumplir la misión que el Señor nos encomienda a cada uno de nosotros, nunca estamos solos, Él mismo se hace nuestro compañero de camino, Él nos acompaña y consuela en medio de todos los problemas como nos dice el Papa Francisco (Catequesis, 26 de abril de 2017):“ En su camino en el mundo, el hombre no está jamás sólo. Sobre todo el cristiano no se siente jamás abandonado, porque Jesús nos asegura que no nos espera sólo al final de nuestro largo viaje, sino nos acompaña en cada uno de nuestros días”.

Por eso con toda valentía, poniendo nuestra confianza en el Señor, queremos como nos decía la segunda lectura ( Romanos 12, 1-2): “Os exhorto, hermanos, por la misericordia de Dios, a presentar vuestros cuerpos como hostia viva, santa, agradable a Dios… transformaos por la renovación de la mente, para que sepáis discernir lo que es la voluntad de Dios, lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto”.

Y todo ello, confiando solamente en la fuerza que Dios nos da para realizar lo que a nuestros ojos es difícil o incluso imposible. Así el Papa en la catequesis que antes citaba, invitaba a esta certeza de que el Señor lo hace todo en nosotros: “Cierto, si confiáramos sólo en nuestras fuerzas, tendríamos razón de sentirnos desilusionados y derrotados, porque el mundo muchas veces se muestra contrario a las leyes del amor. Prefiere muchas veces, las leyes del egoísmo. Pero si sobrevive en nosotros la certeza de que Dios no nos abandona, de que Dios nos ama tiernamente y a este mundo, entonces en seguida cambia la perspectiva. ‘Homo viator, spe erectus' , decían los antiguos. A lo largo del camino, la promesa de Jesús ‘Yo estoy con vosotros' nos hace estar de pie, erguidos, con esperanza, confiando que el Dios bueno está ya trabajando para realizar lo que humanamente parece imposible, porque el ancla está en la orilla del cielo”.

A María, Nuestra Señora, a quien en esta semana celebraremos en su Natividad, confiamos este año pastoral que comenzamos para que el Señor realice en nosotros y con nosotros la misión encomendada.

Con todo afecto os saludo y bendigo.      


+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona
3 de septiembre de 2017

 
 
 
AGENDA
 
BUSCADOR


 

Lectio Divina para cada día
Comentario Dominical
Los Salmos, por Raúl Romero
Encuentros con Jesús y al vivo
Misión de Cochabamba, Bolivia
Seminario Diocesano

 

   
         
   
| AVISO LEGAL |           Plaza de Palacio, 1- 50500 Tarazona (Zaragoza) España - Teléfono: 976640800 - obispado@diocesistarazona.org          diseño y alojamiento GIGA DIGITAL