INICIO   ·       
DIÓCESIS   ·       
SR. OBISPO   ·       
CATEDRAL   ·       
DELEGACIONES   ·       
GUÍA DIOCESANA   ·       
HOJA DIOCESANA   ·       
GALERÍA   ·       
ENLACES   ·       
CONTACTAR   ·       

 
   
   

ACTUALIDAD

Santo Padre
Plan Diocesano de Pastoral
Iglesia en Aragon
Caritas Diocesana de Tarazona
Año de la Misericordia


 

- Síguenos en las redes sociales -

Facebook Twitter Flickr Ivoox Youtube Issuu

 
Cartas al Pueblo de Dios: 26 de noviembre de 2017
VIVIR PARA CRISTO, NUESTRO REY

ACTUALIDAD

 
Queridos hermanos y amigos:

Con la celebración de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, se cierra el Año Litúrgico. A lo largo de él hemos meditado sobre su vida, su predicación y el anuncio del Reino de Dios.

Esta solemnidad, Cristo Rey, tiene su origen en el Papa Pio XI que, el 11 de diciembre de 1925, con su Carta Encíclica “Quas primas”, la instituyó y mandó que se celebrara en el domingo anterior a la solemnidad de Todos los Santos, es decir al final del mes de octubre. En 1970, con la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II se cambió a la fecha actual y se quiso destacar más el carácter cósmico y escatológico del reinado de Cristo. La fiesta se convirtió en la de Cristo “Rey del Universo” y se fijó en el último domingo del Año Litúrgico, antes de comenzar un nuevo Año con la celebración del Adviento. Su objetivo es recordar la soberanía universal de Jesucristo. Lo confesamos supremo Señor del cielo y de la tierra, de la Iglesia y de nuestras almas.

Una constante de la predicación de Cristo ha sido el anuncio del Reino; Jesús nos muestra lo que éste significa para nosotros, su Reino es salvación, revelación y reconciliación, todo ello frente la mentira del pecado que existe en el mundo. Un Reino que Jesús presenta cuando responde a Pilatos que le pregunta si en verdad Él es el Rey de los judíos: "Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí" (Juan 18, 36). Jesús no es el Rey de un mundo de miedo, mentira y pecado, Él es el Rey del Reino de Dios que trae a este mundo y al que nos conduce.

El Reino que Cristo anuncia es la Verdad y esa Verdad es la luz que ilumina el camino amoroso que Él ha trazado, el camino hacia el Reino de Dios. "Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad.Todo el que es de la verdad escucha mi voz."(Juan 18, 37)

Esta fiesta celebra a Cristo como el Rey bondadoso y sencillo que, como pastor, guía a su Iglesia peregrina hacia el Reino Celestial y le da la fuerza para que pueda transformar el mundo en el cual peregrina.

La celebración de esta fiesta nos debe plantear un interrogante importante que todos debemos hacer, y es éste: si Cristo reina o no dentro de mí.No si su realeza está reconocida por los Estados y por los gobiernos, sino si es reconocida y vivida por mí. ¿Cristo es Rey y Señor de mi vida?¿Quién reina dentro de mí, quién fija los objetivos y establece las prioridades: Cristo o algún otro?

Según san Pablo, existen dos modos posibles de vivir: o para uno mismo o para el Señor (Romanos 14, 7-9).Vivir “para uno mismo” significa vivir como quien tiene en sí mismo el propio principio y el propio fin; indica una existencia cerrada en sí misma, orientada sólo a la propia satisfacción y a la propia gloria, sin perspectiva alguna de eternidad.

Vivir “para el Señor”, al contrario, significa vivir por Él y para su gloria, por y para su Reino. Se trata, por lo tanto, de una nueva existencia. Este Reino no sólo llegará después de la muerte, el Reino ya está plantadoen nuestros corazones y en el mundo a través de la Iglesia que peregrina hacia el Reino Celestial y anuncia el Evangelio sin cesar.

Queridos hermanos, que este Reino crezca en cada uno de nosotros, que nuestras comunidades y parroquias sean un testimonio vivo de su presencia en medio del mundo. Un Reino de paz, de justicia, de misericordia, de compasión, de amor.

Con todo afecto os saludo y bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona 26 de noviembre de 2017

 
 
 
AGENDA
 
BUSCADOR


 

Lectio Divina para cada día
Comentario Dominical
Los Salmos, por Raúl Romero
Encuentros con Jesús y al vivo
Misión de Cochabamba, Bolivia
Seminario Diocesano

 

   
         
   
| AVISO LEGAL |           Plaza de Palacio, 1- 50500 Tarazona (Zaragoza) España - Teléfono: 976640800 - obispado@diocesistarazona.org          diseño y alojamiento GIGA DIGITAL