INICIO   ·       
DIÓCESIS   ·       
SR. OBISPO   ·       
CATEDRAL   ·       
DELEGACIONES   ·       
GUÍA DIOCESANA   ·       
HOJA DIOCESANA   ·       
GALERÍA   ·       
ENLACES   ·       
CONTACTAR   ·       

 
   
   

ACTUALIDAD

Santo Padre
Plan Diocesano de Pastoral
Iglesia en Aragon
Caritas Diocesana de Tarazona
Año de la Misericordia


 

- Síguenos en las redes sociales -

Facebook Twitter Flickr Ivoox Youtube Issuu

 
Cartas al pueblo de Dios. 17 de diciembre de 2017
LA ALEGRÍA Y EL GOZO DE LA VIDA CRISTIANA.

ACTUALIDAD

 
Queridos hermanos y amigos:

He querido escribiros mis cartas semanales en este Adviento sobre los temas principales que escuchamos en la Misa de cada domingo de este tiempo. Si los domingos anteriores os hablaba sobre la vigilancia y el estar en vela, primer domingo, y sobre la conversión y la preparación del camino para encontrarnos con el Señor, segundo domingo. Hoy quiero resaltar el tema del gozo y la alegría que siempre ha estado unido al tercer domingo de Adviento.


El tema se hace presente en las lecturas que escuchamos en la Misa, ya en la primera lectura (Isaías 61,1-2a.10-11) nos dice el profeta: “Desbordo de gozo con el Señor, y me alegro con mi Dios”. En la segunda lectura (1Tesalonicenses 5,16-24) san Pablo comenzaba diciéndonos: “Estad siempre alegres”, e incluso el Salmo responsorial pone en nuestros labios las palabras de María en el Magníficat (Lucas 1,46-48.49-50.53-54): “Me alegro con mi Dios”.

Este gozo y alegría que nos proponen hoy las lecturas y los textos de las oraciones tienen un doble motivo: la próxima venida del Señor con su Encarnación y el gozo de su retorno al final de los tiempos.

Por otra parte, nuevamente aparece la figura de san Juan Bautista en el Evangelio (Juan 1,6-8.19-28) que anuncia la inminente venida del Señor que es ya una realidad pues como dice el Bautista está en medio de ellos: “Yo bautizo con agua; en medio de vosotros hay uno que no conocéis, el que viene detrás de mí, y al que no soy digno de desatar la correa de la sandalia”.
Nosotros también estamos llamados a reconocer la presencia del Señor en medio de nosotros, también escondido y que no reconocemos, pero que debemos buscar. San Pablo nos indica cómo debemos buscarlo, sus palabras hoy, en la segunda lectura, nos marcan el camino de una vida según el modelo cristiano. San Pablo nos da las pautas que deben marcar nuestra vida para poder encontrar al Señor y que debemos vivir, no sólo en el Adviento, sino siempre.

La vida cristiana debe estar llena de alegría, a pesar de las dificultades y problemas; constantes en la oración que es la búsqueda de Dios que no está fuera de nosotros, sino en nuestro corazón; y, sobretodo, saber ser agradecidos por todo lo que nos da. El pesimismo y la negatividad son siempre contrarios a la vida cristiana y denotan que no oramos y no buscamos al Señor. Por ello no apaguemos el espíritu, nos dice San Pablo, no vivamos reducidos y conformados con la tristeza y el decepción.

Santa Teresa de Calcuta expresaba así esta idea de la alegría cristiana buscando siempre tiempo: “para pensar, para rezar, para reír. Es la fuente del poder. Es el poder más grande en la Tierra. Es la música del alma”. Más aún debemos siempre buscar momentos decía: “para amar y ser amado, para dar. Es el secreto de la eterna juventud. Es el privilegio que nos da Dios. El día es demasiado corto para ser egoístas”.

Es por lo tanto necesario, como tantas veces nos repite el papa Francisco, saber discernir que es aquello que hoy hemos escuchado en la carta de san Pablo: “Examinadlo todo, quedándoos con lo bueno” sabiendo que el mismo Señor nos ayuda porque: “El que os ha llamado es fiel y cumplirá sus promesas”.

Deseándoos que sepamos vivir así nuestra vida cristiana os saludo y bendigo con afecto.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona

 
 
 
AGENDA
 
BUSCADOR


 

Lectio Divina para cada día
Comentario Dominical
Los Salmos, por Raúl Romero
Encuentros con Jesús y al vivo
Misión de Cochabamba, Bolivia
Seminario Diocesano

 

   
         
   
| AVISO LEGAL |           Plaza de Palacio, 1- 50500 Tarazona (Zaragoza) España - Teléfono: 976640800 - obispado@diocesistarazona.org          diseño y alojamiento GIGA DIGITAL