INICIO   ·       
DIÓCESIS   ·       
SR. OBISPO   ·       
CATEDRAL   ·       
DELEGACIONES   ·       
GUÍA DIOCESANA   ·       
HOJA DIOCESANA   ·       
GALERÍA   ·       
ENLACES   ·       
CONTACTAR   ·       

 
   
   

ACTUALIDAD

Santo Padre
Plan Diocesano de Pastoral
Iglesia en Aragon
Caritas Diocesana de Tarazona
Año de la Misericordia


 

- Síguenos en las redes sociales -

Facebook Twitter Flickr Ivoox Youtube Issuu

 
Cartas al pueblo de Dios. 24 de diciembre de 2017
NAVIDAD: ANUNCIO Y BÚSQUEDA.

ACTUALIDAD

 
Queridos hermanos y amigos:

Celebramos hoy el último domingo del Adviento y a la vez iniciamos en esta tarde el tiempo de Navidad. Al coincidir la solemnidad de la Natividad del Señor con un lunes, hemos vivido un Adviento de solo tres semanas, pero no por ello menos intenso. La característica principal de este cuarto domingo de Adviento es el “anuncio”; he comentado con vosotros en estos últimos domingos las ideas más importantes de cada uno de los domingos, hoy, con brevedad, quisiera también profundizar en esta realidad del anuncio que, por otra parte, se hace inminente, especialmente este año, ya que esta misma tarde comenzaremos a celebrar que Jesús, el esperado y anunciado, se ha hecho carne y habita entre nosotros.

La Navidad es un “anuncio”, una llamada que Dios nos hace a todos. En estos días de la Navidad somos invitados a contemplar el amor de Dios que se ha manifestado en el nacimiento de su Hijo, hecho hombre por nosotros. Dios que ha abandonado su grandeza para hacerse cercano a cada uno de nosotros.

Todos debemos sentirnos interpelados por esta cercanía de Dios y tenemos que salir a su encuentro. El papa Francisco en su homilía de Navidad del año pasado nos decía cómo hacerlo: “Para encontrarlo hay que ir allí, donde él está: es necesario reclinarse, abajarse, hacerse pequeño. El Niño que nace nos interpela: nos llama a dejar los engaños de lo efímero para ir a lo esencial, a renunciar a nuestras pretensiones insaciables, a abandonar las insatisfacciones permanentes y la tristeza ante cualquier cosa que siempre nos faltará. Nos hará bien dejar estas cosas para encontrar de nuevo en la sencillez del Niño Dios la paz, la alegría, el sentido de la vid”.

Estos días de Navidad conllevan también una fuerte experiencia familiar. El primer espacio donde se vive el amor de la Navidad es la familia. Podemos decir que la Navidad es un reto para la familia, para que ésta sepa acoger a Dios y se deje transformar por Él. ¡Cuánto necesitan hoy las familias de ese amor de Dios! Y ¡cuánto necesita la sociedad de la familia! El Catecismo de la Iglesia católica nos lo recuerda: “La familia es la célula original de la vida social, la vida de familia es iniciación a la vida en sociedad” (Catecismo 2207). De esta forma la familia se convierte en una iglesia doméstica en la que se aprende la fe y donde se crece y madura como persona.

El papa Francisco en su catequesis a las familias en Guayaquil (6 de julio de 2015) presentaba a la familia como el lugar donde se aprende la fe, se aprende a orar, a compartir la vida, a ser agradecidos, a pedir perdón y a perdonar, a respetarse, a amarse: “La familia es el hospital más cercano, la primera escuela de los niños, el grupo de referencia de los jóvenes y el mejor asilo de ancianos”. En la familia es donde se aprende el valor de la persona humana y el sentido del servicio. “El servicio es el criterio del verdadero amor. El que ama sirve, se pone al servicio de los demás. Y esto se aprende especialmente en la familia, donde nos hacemos por amor servidores unos de otros. En el seno de la familia, nadie es descartado; todos valen lo mismo”.

Al terminar esta carta semanal quiero expresaros desde lo más profundo de mi corazón mis mejores deseos de paz, serenidad, gozo, alegría en estos días de Navidad que hoy comenzamos; quisiera estar cercano a todos y a cada uno de vosotros especialmente a los que más sufren en estos días o pasáis por distintas dificultades. Os llevo a todos en mi corazón.
Con el deseo de una feliz Navidad os saludo y bendigo con todo afecto.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona


 
 
 
AGENDA
 
BUSCADOR


 

Lectio Divina para cada día
Comentario Dominical
Los Salmos, por Raúl Romero
Encuentros con Jesús y al vivo
Misión de Cochabamba, Bolivia
Seminario Diocesano

 

   
         
   
| AVISO LEGAL |           Plaza de Palacio, 1- 50500 Tarazona (Zaragoza) España - Teléfono: 976640800 - obispado@diocesistarazona.org          diseño y alojamiento GIGA DIGITAL