INICIO   ·       
DIÓCESIS   ·       
SR. OBISPO   ·       
CATEDRAL   ·       
DELEGACIONES   ·       
GUÍA DIOCESANA   ·       
HOJA DIOCESANA   ·       
GALERÍA   ·       
ENLACES   ·       
CONTACTAR   ·       

 
   
   

ACTUALIDAD

Santo Padre
Plan Diocesano de Pastoral
Iglesia en Aragon
Caritas Diocesana de Tarazona
Año de la Misericordia


 

- Síguenos en las redes sociales -

Facebook Twitter Flickr Ivoox Youtube Issuu

 
Cartas al pueblo de Dios. 31 de diciembre de 2017
SOLIDARIDAD Y PAZ PARA UN AÑO NUEVO.

ACTUALIDAD

 
Queridos hermanos y amigos:

En esta noche iniciaremos un año nuevo. Hoy, al concluir el año 2017, debemos dar gracias al Señor por todos los beneficios que, a lo largo del mismo, hemos recibido y, a la vez, pedir perdón por aquellas cosas que no hemos hecho según el proyecto de Dios.

Comenzamos el año celebrando la solemnidad de la Madre de Dios, Santa María. Este título es el más antiguo que la Iglesia ha reconocido en la Virgen. El Concilio de Éfeso, en el año de 431, afirma que Ella es la Madre de Dios: “La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios”. El pueblo se sintió entusiasmado y organizaron ese mismo día una gran procesión cantando: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén"; palabras que todavía repetimos cuando rezamos el Ave María.
Pues bien, la Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María. La fiesta mariana, como decía anteriormente, más antigua que se conoce en Occidente. En sus manos de Madre ponemos este año que comenzamos pidiendo que esté lleno de las bendiciones del Señor.
Desde hace 51 años celebramos también en este día la Jornada Mundial de la Paz. Este año el papa Francisco, en su mensaje para esta Jornada, nos propone a: Migrantes y refugiados: hombres y mujeres que buscan la paz. Dentro de él el Papa escribe una reflexión que toma de su antecesor san Juan Pablo II en la que nos alienta a buscar la paz: «Si son muchos los que comparten el “sueño” de un mundo en paz, y si se valora la aportación de los migrantes y los refugiados, la humanidad puede transformarse cada vez más en familia de todos, y nuestra tierra verdaderamente en “casa común”». “A lo largo de la historia, muchos han creído en este «sueño» y los que lo han realizado dan testimonio de que no se trata de una utopía irrealizable”.
Nos unimos a este deseo de toda la humanidad con las palabras con las que el papa Francisco inicia su mensaje: “Paz a todas las personas y a todas las naciones de la tierra. La paz, que los ángeles anunciaron a los pastores en la noche de Navidad, es una aspiración profunda de todas las personas y de todos los pueblos, especialmente de aquellos que más sufren por su ausencia, y a los que tengo presentes en mi recuerdo y en mi oración”. De entre ellos quisiera recordar a los más de 250 millones de migrantes en el mundo, de los que 22 millones y medio son refugiados. Estos últimos, como afirmó mi querido predecesor Benedicto XVI, «son hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos que buscan un lugar donde vivir en paz». Para encontrarlo, muchos de ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas a través de un viaje que, en la mayoría de los casos, es largo y peligroso; están dispuestos a soportar el cansancio y el sufrimiento, a afrontar las alambradas y los muros que se alzan para alejarlos de su destino”.
Finalmente en este día quiero también recordaros que el próximo día 6 de enero tenemos presente en nuestra Diócesis a la Misión de Santa Mónica en Cochabamba. Este año celebramos además los 25 años de su fundación el 17 de enero. Agradecemos al Señor todo lo que por nuestro medio se ha realizado en aquella querida parroquia y con motivo de esta celebración queremos renovar nuestro compromiso misionero. Agradecemos a todos los que, a lo largo de estos 25 años, han servido directamente a esta parroquia, sacerdotes, religiosas y laicos; también a tantas personas que con gran generosidad han aportado recursos para que esta obra misionera haya perdurado por tantos años. Sabed todos que el Señor os pagará con creces lo que por ella habéis hecho. Seguimos apoyando la parroquia de Santa Mónica que en la actualidad sirven D. Esteban Mauricio Barahona y D. César Alejandro D’Arbelles.
Nuevamente pido vuestra generosidad en la próxima campaña para sostener la parroquia de Santa Mónica y en especial la gran obra social, “pon un niño a tu mesa”. Gracias de corazón por vuestro interés y generosidad.
Con el deseo de un feliz año 2018, os saludo y bendigo con afecto.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona

 
 
 
AGENDA
 
BUSCADOR


 

Lectio Divina para cada día
Comentario Dominical
Los Salmos, por Raúl Romero
Encuentros con Jesús y al vivo
Misión de Cochabamba, Bolivia
Seminario Diocesano

 

   
         
   
| AVISO LEGAL |           Plaza de Palacio, 1- 50500 Tarazona (Zaragoza) España - Teléfono: 976640800 - obispado@diocesistarazona.org          diseño y alojamiento GIGA DIGITAL