En General

Tarazona, 3 de noviembre de 2020- La actividad asistencial de la Diócesis de Tarazona alcanzó a 7.100 personas tal y como se recoge en la publicación “Nuestra Iglesia” que se edita cada año con motivo del Día de la Iglesia Diocesana, que se celebra el próximo domingo, 8 de noviembre.  El lema de este año es «Somos lo que tú nos ayudas a ser. Somos una gran familia contigo».

La Iglesia de Tarazona ha atendido durante 2019 a 2.625 personas en centros de asistencia a refugiados y emigrantes, a 3.145 en centros para mitigar la pobreza, mientras que 964 se han beneficiado de programas para promover el empleo. Además, desde la Diócesis se ha ayudado a 378 personas mayores, enfermos crónicos y discapacitados.

La Diócesis de Tarazona está formada por 144 parroquias en las que ejercen su labor pastoral 86 sacerdotes y contamos con 110 religiosos y religiosas y en ella el año pasado se celebraron 218 bautizos, 250 primeras comuniones, 190 confirmaciones y 70 matrimonios.

Estos son algunos de los datos que aparecen en “Nuestra Iglesia”, publicación que se distribuirá este fin de semana por todas las parroquias, y que plasma la actividad celebrativa, pastoral, cultural y asistencial de la Diócesis durante el año pasado, así como los gastos e ingresos registrados durante el ejercicio 2019.

Así figura en el folleto “Nuestra Iglesia” que se distribuirá este fin de semana por todas las parroquias, y que plasma la actividad celebrativa, pastoral, cultural y asistencial de la Diócesis durante el año pasado, así como los gastos e ingresos registrados durante el ejercicio 2019.

SENTIRNOS PARTE ACTIVA DE LA IGLESIA

El obispo de Tarazona, Mons. Eusebio Hernández Sola, destaca en Nuestra Iglesia, que uno de los principales objetivos de la celebración del Día de la Iglesia Diocesana es “sentirnos parte activa de la Iglesia”. “Todos, en la Iglesia”- añade “debemos sentirnos llamados a ser miembros vivos y activos, que voluntariamente dan lo mejor de sí mismos: tiempo, saber, medios económicos, a favor de los que lo necesitan en cada momento.  Durante siglos en la iglesia se ha celebrado la fe, se ha anunciado el Evangelio y se ha vivido la caridad a favor de los más pobres y necesitados. Y todo gracias al esfuerzo y entrega generosa de miles de cristianos que, con su tiempo o con sus bienes, han contribuido a la gran misión de la Iglesia de Jesucristo”.

El prelado no se olvida de las víctimas de la COVID-19 y del tiempo tan difícil que seguimos viviendo. “Esta pandemia está dejando más necesitados, menos trabajo, mayor pobreza” y es consciente de que hay muchas cosas por hacer y añade que es su deseo que la Diócesis de Tarazona “siga permaneciendo junto a las personas más débiles, más vulnerables y excluidas de nuestra sociedad. Que no nos cansemos de trabajar por un mundo más justo y fraterno, como reflejo del Amor de Dios.”

DISTINTAS FORMAS DE COLABORAR

La celebración del Día de la Iglesia Diocesana incide en la importancia de que todos los fieles se sientan parte de esa gran familia que forma la Iglesia y en las distintas formas de colaborar que existen: con su tiempo para cooperar de la manera que sea posible con la parroquia o con alguna actividad diocesana; con sus cualidades o conocimientos, echando una mano enseñando a hacer algo que pueda ser de ayuda; con la oración por las parroquias y con el apoyo económico. Formas de colaborar no sólo durante un solo día, sino a lo largo de todo el año.

En la situación tan difícil, hasta dramática que estamos viviendo, estamos percibiendo cómo la Iglesia, que es experta en humanidad, como decía san Pablo VI, está dando todo lo que tiene. Las parroquias, los sacerdotes, multitud de voluntarios han redoblado su labor para llegar allí donde había necesidad.

Todo lo que se recaude ese día en nuestras parroquias irá destinado a la colaboración para el sostenimiento de la Diócesis de Tarazona porque “para que la Iglesia pueda seguir cumpliendo hoy su misión con más eficacia y para que la participación de los católicos en ella sea más auténtica, es preciso que los fieles cristianos adquiramos una conciencia más viva y lúcida de nuestra responsabilidad respecto al sostenimiento económico de la misma. Os invito a todos a participar no sólo en el espíritu de la Iglesia, sino a contribuir a su sostenimiento”, señala el prelado

Con lo que se obtenga en la jornada, la Diócesis de Tarazona puede seguir realizando su trabajo evangelizador, el anuncio de la Palabra, la preparación de las catequesis, las actividades docentes, la atención a los enfermos y mayores, el mantenimiento y restauración del patrimonio religioso, la acción celebrativa o la misión de Cochabamba.

Además de en la colecta, también se puede realizar una aportación en el portal de donativos www.donoamiiglesia.es,  en la modalidad que se quiera (puntual, mensual, trimestral, anual) a una parroquia concreta, a la Diócesis y a la Conferencia Episcopal.

La publicación “Nuestra Iglesia” se puede consultar en la web de la diócesis de Tarazona www.diocesistarazona.org.

Teclea lo que quieres buscar y pulsa Enter