En Boletín Eclesiástico Oficial, Defunciones
La Diócesis de Tarazona comunica el fallecimiento del sacerdote D. Aurelio Lacal Júdez, ayer 2 de diciembre, a la edad de 92 años.
El funeral por el eterno descanso de su alma será hoy, sábado 3 de diciembre, a las 4 de la tarde en la parroquia de San Juan el Real de Calatayud. Estará presidido por nuestro obispo, Mons. Vicente Rebollo.D. Aurelio nació el 16 de noviembre de 1930 en Moros, en la Comarca de Calatayud. A temprana edad ingresó en el Seminario Conciliar de San Gaudioso de Tarazona, siendo ordenado sacerdote el 2 de octubre de 1955. Pertenecía a la Sociedad de la Santa Cruz.Son muchas las parroquias donde ha ejercido su ministerio sacerdotal. Comenzó por las riberas de los ríos Ortiz y Piedra. Pasó por las del Isuela, Ribota, Perejiles y finalmente, en la del Jalón, como capellán de las Madres Dominicas.

D. Aurelio ha sido un cura “campechano”, cercano, que supo ganarse a la gente con las jotas que cantaba, con los chistes que contaba y con sus historias y anécdotas que ha vivido. Un gran cura de “pueblo”, que ha sido querido y respetado allí donde estuvo, en las muchas parroquias por las que ha pasado.

Hasta el último momento que dejó de conducir, atendía a pueblos y amaba a sus feligreses. Un gran “confesor”, fueron muchas las horas que pasó dentro del confesonario, sobre todo, en Calatayud. Sus fieles seguidores sabían en qué iglesia encontrarlo para confesarse. ¡Cuánto bien ha hecho a través del confesonario! Seguro que Dios se lo pagará. Pero, sobre todo, ha sido un amante y enamorado de la Virgen. De su Virgen de La Vega de su pueblo de Moros. De la Virgen del Castillo, su primera parroquia de Monterde, de la Virgen de Torreciudad… y de otras muchas advocaciones de sus distintos lugares por donde estuvo. Descanse en paz, D. Aurelio.

Teclea lo que quieres buscar y pulsa Enter